Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

[A 15 años de la calle Passy 061, el cierre de un ciclo]

la calle Passy 061 nació como el nombre de algo indeterminado y, en la medida en que fue una inquietud compartida, nombró una relación. En sus inicios, hacia el año 2004, la calle Passy quiso ser, si no una microeditorial, sí un órgano editorial de un conjunto de personas entre las que estuvieron principalmente David Villagrán , Juan Santander y yo. Esas intenciones no prosperaron. Sí algunos sentidos, algunas preocupaciones que estaban en el aire respecto del lenguaje (de la academia, la crítica, el periodismo) con el que nombrábamos nuestra experiencia lectora de la realidad y la literatura. A partir de estas conversaciones, hacia fines del año 2006, la calle Passy se convirtió en lo que fue -en algún momento, por un tiempo-: un blog grupal sobre literatura, en el que compartíamos nuestras lecturas de los libros o problemas literarios que nos atraían. Tras un año, el grupo de personas que colaboraron con esta idea se fue expandiendo y pudimos compartir espacio con Rocío Cano , Carol

Últimas entradas

[“Porque no sabemos del cuesco”. Experimentos acerca de la repetición de los días de Natalia Figueroa]. Por Begoña Ugalde

[Experimentos acerca de la repetición de los días de Natalia Figueroa]. Por Damsi Figueroa Verdugo

[Palabras, un rumor entre las grietas. Las palabras callan de Jorge Polanco Salinas]. Por Rodrigo Arroyo

[El que desata los caballos]. Por Christian Kent

[Movimiento: variación y repetición en The Boston Evening Transcript (1993) de Rubén Jacob y La ciudad (1979) de Gonzalo Millán]. Por Víctor Campos

[Los ríos y las cosas. El poema de las tierras pobres de Jorge González Bastías]. Por Rodrigo Arroyo