20 febrero, 2017

[A sol y sombra, selección antológica de Manuel Silva Acevedo]. Por Eduardo Farías A.

Eduardo Farías Ascencio escribe una reseña sobre la antología de la obra del poeta Manuel Silva Acevedo A Sol y sombra, publicada por LOM el pasado 2016.

A sol y sombra, selección antológica de Manuel Silva Acevedo

Ya calmadas las aguas de la polémica con relación al Premio Nacional de Literatura, tanto por la importancia de la misma discusión como por el paso del tiempo, es posible hablar de la obra de Manuel Silva Acevedo a través de la publicación de A sol y sombra, título de la antología preparada por LOM Ediciones.
Lo primero que llama la atención de la selección es que se realiza desde dos perspectivas. En primer lugar, no hay un recorrido cronológico de la obra de Manuel Silva, muchas secciones en el poemario están marcadas por un nudo temático. Por ejemplo, sucede con Muerte de venus y Campo de amarte, ambos poemarios separados por casi 25 años de diferencia, sin embargo, aparecen antologados en la misma sección. En segundo lugar, cuando un poemario dentro de la obra no se puede agrupar bajo alguna temática, se le muestra de manera independiente, lo que sucede con Manu militari, Lobos y ovejas, etc. La conjugación de estas dos perspectivas permite apreciar nudos temáticos y entender que la obra de Manuel Silva Acevedo puede dialogar consigo misma y que no es solo un producto aislado y marcado por la temporalidad distante propia de la escritura y de la publicación.
Sin embargo, ¿la pertinencia de esta antología se sostiene solo por la posibilidad de Manuel Silva Acevedo como ganador del Premio Nacional o aporta para una comprensión de la obra de este autor? ¿Leo esta antología o me quedo con la realizada por el Fondo de Cultura Económica, Suma alzada? Comparándolas, la antología preparada por LOM agrega un poemario del autor hasta el momento desconocido, al menos para mí, Houdini, publicado en la revista Punto final en 1968.
Otro plus de esta antología es que los poemas han sido seleccionados por el mismo autor, quien dirime sobre la calidad poética de su obra en pos de la “posteridad”, del recuerdo, de ese lugar en la historia literaria de este país. Con esta antología, estamos un poco más cerca de lo que Manuel Silva Acevedo considera valioso en su obra, en toda una carrera. Juzgar el lugar de la obra de Manuel Silva Acevedo en nuestra tradición y la influencia de Enrique Lihn en su escritura es papel nuestro. El primer movimiento de la partida ya está hecho.

No hay comentarios.: